Historia carrito supermercado

Los años de experiencia como propietario de una cadena de supermercados, permitieron a Sylvan Goldman llegar a la siguiente conclusión: la gente no compraba más porque los cestos no eran lo suficientemente grandes. Inmediatamente, hizo otra deducción: si los cestos fueran muy grandes, también pesarían demasiado una vez llenos. Una noche de 1936 le llegó la inspiración: se le ocurrió poner una cesta encima de una silla plegable con ruedas en las patas. Con eso y un bastón para empujarlo concibió el primer carrito de supermercado.

La tecnología a su alcance…